Una evolución hacia un sistema judicial más humano

La Ciudad de México ha tenido grandes transformaciones en su sistema judicial. Se aprecia que la evolución es positiva y constante, aunque a un ritmo que todavía resulta lento, debido a una formación que resulta insuficiente para las y los operadores del sistema de justicia que en muchos casos parecen no tener preparación para tratar de manera personal los casos y no tienen ese tacto humano frente a las personas.